sábado, 5 de mayo de 2012

Sonidos de Ana María Drack

A los menores de 40, ni los suena. Para los más talluditos, su voz es una nebulosa en el recuerdo. Ilicitana, cofundadora de los míticos teatreros Goliardos, reciclada en las notas de una guitarra, supo transmitir, con sonidos, la ironía de unos tiempos impostados. Pero también la ternura a desmano, y el escozor del abandono. Cuchillas arando sobre lo cotidiano. Combativa y sensible, de voz íntima y retadora, esta dual cantautora ha aparcado finalmente -no podía ser de otra forma- en la poesía, y tiene varios libros publicados. Pero siempre nos quedará su música. El sonido esquizoide, herido e ilusionado, de la vida.

Dos míticos ejemplos de su hacer discográfico, entre el sarcasmo y la ternura:

http://www.youtube.com/watch?v=UsrlH-OXwy0&feature=relmfu
http://www.youtube.com/watch?v=HH9YPB1HyZA&feature=relmfu

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada