miércoles, 16 de mayo de 2012

TOBIAS WOLFF, nuestra historia, sus historias

Aquí empieza nuestra historia. De cháchara otra vez con Carver  (en ocasiones oigo muertos) me presentó a su amigo Tobias Wolff, un lúcido creador de historias cortas, también etiquetado en el club de los realistas sucios. No tenía, me refiero a Wolff,  nada de especial a primera vista. En todo caso, resultaba inquietante su manía de remover el barro remansado de los personajes, esa desvaída ética de andar, o conducir, por casa. Ya solos él y yo, mientras apuraba una botella, Wolff me diseccionó su magistral escrito El otro Miller, incluído en la espléndida recopilación llamada Aquí empieza nuestra historia. Me confesó que lo había corregido, otra vez, para esta versión. Es uno de sus cotidianos vicios, retocar lo escrito. Cambian los relatos como cambian los individuos, las atmósferas, el propio autor... Cambian hasta los lectores, añadió.
Y aquí termina nuestra historia. Re-leo a Tobias Wolff, re-escrito.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada