viernes, 1 de junio de 2012

Sombras premiadas por la calle de la Constancia

       Con un relato que bordea peligrosamente el abismo de lo autobiográfico, he recibido el miércoles el segundo premio del VII Certamen Jose Luis Gallego, de Aluche. En Sombras por la calle C. personajes larvados en mi memoria se insertan en la ficción transitando por esta calle del barrio de Prosperidad, donde nací.
      Recipientes de la primera oleada de inmigración rural de la posguerra, estas calles (a 50 metros de Constancia discurre la calle Canillas, donde Millás ambientó su novela planetaria Mi mundo) recogieron una realidad en blanco y negro de chapas y dreas.

        El premio no es para mí. Se lo merecen, de largo, estas sombras que habitan mi memoria.
        Texto íntegro en la sección Tantocuantología.

11 comentarios:

  1. Mi más afectiva felicitación. Te lo mereces porque tus relatos están llenos de vivencias y emociones, además de una calidad literaria evidente. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena, tocayo. Relato vívido (no re-vivido) y transmitido con la frescura, el ritmo y el nervio que te caracteriza.

    ResponderEliminar
  3. Una visita inesperada en Madrid, en vez de pasar allà este fin de semana como lo deseaba. Una visita en Tu mundo después de la lectura del Mundo de Millàs.
    Bueno, tendré que volver a leerlo con un diccionario en casa para entender mejor todas las vivencias de estos chicos, de estas Sombras. Ya te digo enhorabuena, Amando.

    ResponderEliminar
  4. En este preciso instante, 13:27 en el patio de la Diputación de Segovia, se presenta el campeonato de Europa de fútbol-chapa. Sí, como lo oís. No es la carrera de chapas ciclistas, como la que cuentas, sino un partido de fútbol. Ahora mismo en el césped las selecciones de España y Grecia. Creo que alguien ha marcado gol. Espero que no desenvainen navajas...

    ResponderEliminar
  5. ¡A ver si dejas algo para los demás que ya no tendrás sitio para tantos premios! Precioso relato de un tiempo que recreas muy bien. Neorrealismo, ironía, un poquito de nostalgia de aquellos años, cheira
    y especulación inmobiliaria. Una gran novela condensada en un pequeño relato.
    Se merecía el primer premio, pero bueno, enseguida te llevarás otro.
    Un abrazo y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  6. como ya te he dicho por fb, me ha emocionado mucho porque esos personajes también forman parte de mi vida. Enhorabuena de nuevo, Amando.

    ResponderEliminar
  7. Me ha encantado, Amando. Realmente es un poco recordar el mundo de Millás, lo cual no desmerece, porque es uno de mis escritores favoritos, de largo. Una historia muy bien estructurada y como los recuerdos, tiernos y duros al mismo tiempo. Enhorabuena y un beso.

    ResponderEliminar
  8. Enhorabuena, no creo que necesitemos leer los demás relatos para concluir que lo merece: es redondo y que conste que dejo todas las emotividades aparte. No simpatizo ni con el especulador, ni con el bruto, ni con la navaja ni con el juez, ni con la vida de los barrios, ni con la época; sólo con el narrador y su modo de contarnos todo eso. ¡Chapeau!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy Guillermo, me he equivocado con el perfil.

      Eliminar
  9. Genial!, me ha gustado mucho el relato. Me ha recordado el barrio de mi niñez, sus historias, sus gentes... Muy merecido el premio, Felicidades

    ResponderEliminar
  10. Si llego a saber que iba a tener tantos comentarios en apenas unas horas, lo brindo al público. No puedo con vosotros... Jose Manuel, siempre atento a los demás, Amando tocayo segoviano tan buena gente, Catherine ma cherie (por cierto, chaira es navaja y drea una pelea a pedradas),Armando lector constante y cariñoso, Carmen e Isolda que me siguen con emocionante dedicación,Guillermo L. Tzé que me ha dejado su sombrero, y Juanpe, que es Juanpe, no necesito decir más. Gracias a todos. Me tomo un brandy a vuestra salud. Y a la mía.
    Por cierto, Amando, ya nos informarás del campeonato de chapas.

    ResponderEliminar