lunes, 26 de marzo de 2012

PESSOA, la discrección de ser setenta en uno...

La muerte, ayer, del comprometido Tabucchi, me trae a la memoria su librito "Los tres últimos días de Fernando Pessoa", y los más de setenta heterónimos que habitaron al silente poeta portugués.

      No tengo ambiciones ni deseos.
Ser poeta no es una ambición mía.
        Es mi manera de estar solo.

Homenaje a ambos, la relectura de Pessoa en este enlace:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada